jueves, 31 de marzo de 2011

Solidaridad con el paro civico nacional en Honduras

Declaración de la Alianza Social Continental
Paro cívico: Ni los gases ni las balas del Lobo pueden ocultar la Resistencia del pueblo hondureño

El pueblo hondureño, desde que fue agredido con el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya, ha sido ejemplo de dignidad y resistencia para toda América y para el mundo. A la violencia que ha segado la vida de periodistas y líderes sociales, el pueblo en resistencia responde con acciones pacíficas, que evidencian cada día, la ilegitimidad, la ilegalidad del gobierno de José Lobo, a quien sólo la fuerza de las armas lo mantiene en el poder.

Hoy, el Frente Nacional de Resistencia Popular se propone un camino de verdaderas y profundas transformaciones: la refundación de Honduras. Y para ello, no sólo sigue denunciando que en su país gobierna una dictadura. Desde ayer, 30 de marzo, realizan un Paro Cívico Nacional para exigir:

1. Deben detenerse de inmediato los proyectos de privatización de la educación y la salud, que intentan escamotearse tras falsos calificativos de “municipalización” o “participación ciudadana”.

2. Deben revertirse las medidas de expropiación de los fondos de previsión y ahorros de los maestros y los empleados públicos.

3. Las presas y presos políticos deben ser liberados de inmediato y absueltos de todos los falsos cargos que se les impone.

4. Debe detenerse el alza a los combustibles y a la canasta básica.

5. Deben detenerse la represión contra las manifestaciones populares y la persecución, tortura y asesinato de integrantes de organizaciones populares.

6. Debe permitirse el retorno seguro y sin condiciones del Coordinador General del FNRP, Manuel Zelaya Rosales.

Aunque la represión del Paro haya provocado ayer un muerto y catorce heridos.  Aunque las fuerzas armadas no dejen siquiera formar una concentración de protesta. Aunque ahora no sólo persigan a los manifestantes sino a cualquier persona que encuentren a su paso y conviertan en cámaras de gases lugares como centros comerciales y establecimientos educativos. Aunque quieran inmovilizar con golpes y detenciones arbitrarias a las y los defensores de derechos humanos y líderes sociales. Aunque la violencia y la arbitrariedad del a represión sean más brutales hoy que cuando asestaron el golpe de Estado. Aunque los medios de comunicación prodictatoriales lo oculten, en Honduras el pueblo no acepta, no concilia, no se vende ni hace concesiones a la dictadura. 

La Alianza Social Continental se solidariza con el Frente Nacional de Resistencia Popular y hace un llamado a las organizaciones y movimientos sociales para que difundamos la situación que aqueja el pueblo hondureño y a impedir que José Lobo sea reconocido en los foros multilaterales como la Organización de Estados Americanos, OEA. Así mismo, solicita al sistema americano de protección de derechos humanos que vigile in situ de forma permanente los actos del régimen de José Lobo.

Secretaría ASC. Bogotá, 31 de marzo de 2011