domingo, 6 de julio de 2014

Costa Rica: Gobierno actual mantiene discurso de negociación y diálogo con agresores indígenas en territorio de Salitre

Ante los hechos de violencia que se viven desde ayer en el territorio indígena de Salitre, es preocupante que el gobierno actual haya expresado a través de su oficina de prensa: "Desde hace dos semanas un equipo integrado por el Viceministerio de la Presidencia y el Viceministerio de Justicia y Paz, inició un proceso de diálogo y negociación para atener (sic) con prontitud la problemática de esta zona", ya que ésta es la misma posición que mantuvo el gobierno de Laura Chinchilla ante ésta situación y que ha derivado en estos lamentables hechos de violencia.

El día 4 de enero del 2013 un grupo de más de 50 personas no indígenas con armas de fuego, machetes, tubos, piedras y palos atacaron sorpresiva y cobardemente a dos familias indígenas, que con el apoyo del resto de la comunidad indígena, recuperaron una finca en manos de no indígenas, que la poseían ilegalmente, esto en la comunidad de Río Azul, Salitre, Buenos Aires de Puntarenas. 

De este violento acto resultaron heridos los indígenas Mainor Ortiz Delgado con una bala en una pierna, un machetazo en la cabeza y fue marcado con un hierro caliente en su pecho, José Luis Ortiz Delgado con golpes varios y machetazos y Marco Obando Delgado con machetazos en sus extremidades superiores y una semi-amputación de tres dedos, además de otros miembros de las familias apedreados y apaleados; unido a estos delitos los agresores destruyeron sus viviendas, quemaron sus enseres personales y hurtaron sus herramientas de trabajo y sus utensilios de cocina. 

El día 17 de enero del año 2013, en el marco de una visita al territorio posterior a estos hechos de violencia, el vice ministro de seguridad del gobierno de Laura Chinchilla, y actual ministro de seguridad, Celso Gamboa expresó que su gobierno buscaba el diálogo y la negociación para mantener la paz en los territorios indígenas del sur, como se puede observar en el siguiente video:



El día 30 de enero del 2013 la Coordinadora de Lucha Sur-Sur denunció que el entonces ministro se había reunido con un grupo de no indígenas “específicamente en la finca del supuesto agresor William Arias, acompañado por policía y no indígenas; esta visita nunca fue comunicada a la parte indígena. Este hecho se le comunico a la ONU aquí en nuestro país; estas instancias pidieron cuentas de este hecho a Gamboa y a la fecha no hay respuesta” (http://ditso.blogspot.com/2013_01_01_archive.html).
                                            
En este contexto no es posible ninguna negociación o diálogo, ya que estamos ante una flagrante situación de violación de los derechos indígenas (con victimarios claramente identificados), por lo que se requiere una acción más clara de parte del gobierno actual, una muestra de voluntad política para el reconocimiento de los derechos ancestrales, territoriales y consuetudinarios de los pueblos indígenas.

Por lo tanto, en lo inmediato exigimos:

La protección de la integridad física de las familias y personas indígenas amenazadas. 

Que el gobierno actúe a la altura del conflicto, reconociendo los derechos de los pueblos indígenas.

Que el Ministerio Público actúe interponiendo las causas judiciales correspondientes.