viernes, 19 de agosto de 2016

INVADEN CASA DE FAMILIA INDÍGENA EN SALITRE

COMUNICADO DE PRENSA

INVADEN CASA DE FAMILIA INDÍGENA EN SALITRE

INSTANCIAS POLICIALES Y JUDICIALES NO ACTÚAN


Viernes 19 de agosto de 2016

Jairo Figueroa Calderón,  indígena bribri del Pueblo Originario Bribri de Salitre, vecino de la comunidad de Cebror de dicho territorio originario;  se percató el domingo 14 de agosto que su casa de habitación fue invadida por otras personas.

La casa de Figueroa Calderón ubicada 500 mts al sur de la escuela de Cebror,   fue invadida y se encuentra ocupada ilegalmente hasta el día de hoy, por un grupo de personas indígenas,  cercanas a los terratenientes; dentro de los ocupantes ilegales, se ha logrado identificar a Arnold Rojas Torres, Hania Torres Mayorga y Berner Santos López.

El mismo día 14 y ante la llamada de Jairo Figueroa,  se apersonaron al lugar tres oficiales de la delegación de Buenos Aires de la Fuerza Pública, en la patrulla placas 8-5501, entre estos la oficial Marlen Morales Monge quien mantuvo una actitud hostil y de desprecio ante las denuncias de Figueroa Calderón, de hecho, los oficiales se retiraron sin levantar un acta o parte en el propio lugar de los hechos.

Jairo Figueroa,  se presentó el martes 16 de agosto ante la Fiscalía de Buenos Aires, con el fin de presentar la respectiva denuncia; en dicha instancia fue atendido por Heiner Berida Anchia y otro funcionario, un licenciado de nombre Esteban (se desconoce sus apellidos) quienes actuando de manera prepotente, contraria al ordenamiento jurídico e incumpliendo sus deberes se negaron a recibir la denuncia y  manifestaron que si exigían autonomía fueran a resolver sus problemas al territorio; esto aún cuando Jairo presentó el derecho de posesión que sobre el mencionado lote le extendió la ADI de Salitre, desde el 2012 (adjuntamos derecho de posesión).

Además se negaron a dar alguna explicación por escrito de su negativa a recibir la denuncia.

Ante lo ocurrido Jairo Figueroa,  se presentó a la Delegación Policial de Buenos Aires donde también fue tratado con irrespeto e indiferencia por dos oficiales, uno de apellido Arauz y Ronald Solís,  así como el jefe de dicha delegación,  Guillermo Barquero,  quien le dijo que fuera a buscar a la ADI para resolver ese problema.

Una vez más los funcionarios policiales y judiciales de Buenos Aires se comportan de manera prepotente y discriminatoria contra los Pueblos Originarios del cantón e incumplen sus deberes, actuando arbitraria e ilegalmente.

Ante esta situación,  la familia Figueroa Calderón y la Asociación Ditso se comunicaron desde ayer jueves 18 con el Viceministro de Justicia y Paz (ministerio encargado recientemente para atender los pueblos originarios), el señor Victor Barrantes;  la respuesta del jerarca fue que ya había comunicado la situación a la Fiscalía de Asuntos Indígenas.

Quienes suscribimos, exigimos la intervención inmediata de las instancias políticas,  judiciales y policiales pertinentes,  con el fin de solucionar lo aquí denunciado y hacer que Jairo Figueroa pueda disfrutar de su tierra, territorio y casa como legitimamente le corresponde.

Además exigimos que se intervengan , se investiguen y se sancione de una vez por todas, a las y los funcionari@s judiciales y policiales de Buenos Aires, quienes de forma reiterada violentan los derechos de los Pueblos Originarios.

Familia Figueroa Calderón.
Coordinadora de Lucha Sur Sur.
Ditsö.